Tuesday, November 26, 2002

Estimados "AGILES" especial saludo quiero recordar los compromisos adquiridos en las reuniones anteriores.
1. La pregunta
2. Elaborar un ensayo con base en la pregunta.
3. Entrar periódicamente a la weblog.
4. Presentar algunas ideas sobre la visión, misión y objetivos del semillero en la próxima reunión.
5. Se inicia el proceso de planeación, organizando grupos de trabajo de la siguiente manera. El primer grupo redacción, el segundo metodología de la investigación, el tercero sobre el entorno político y social del departamento y cuarto sobre superación personal.
6. Se acordó crear una revista electrónica, Próximamente se nombrará un comité editorial.
7. Compromiso de cada integrante de buscar la definición o concepto sobre: costo, gasto, contabilidad de costos, contabilidad administrativa, contabilidad financiera y contabilidad social. (copiar textualmente e indicar la bibliografía de donde fue tomado incluyendo número de página)
8. Se nombró un comité para hacer la despedida del año.

Considero que debemos cumplir con estos compromisos. Si algún integrante no quiere seguir participando por favor nos informa para borrarlo del "semillero" debemos asistir a todas las reuniones para sentir que formamos parte del grupo. Se requieren participantes realmente comprometidos.

Compañeros la próxima reunión será el viernes 29 de noviembre a la 4 PM en el Laboratorio Empresarial.

Chao, nos vemos el viernes.

Friday, November 01, 2002

TECNICAS DE ELABORACION DE ENSAYOS:

La estrategia de ensayo consiste básicamente en contar con algunos elementos y herramientas para elaborar, desarrollar, plantear o pensar en la exposición personal de un tema determinado. De hecho, etimológicamente la palabra ensayo se refiere al acto de pensar (axagium) y como genero literario es una forma de expresión particular a través del cual, el autor, con originalidad, imaginación y elocuencia desarrolla una serie de reflexiones sobre un tema determinado.
En este sentido, la estrategia de ensayo tiene como objetivo brindar algunas consideraciones básicas que debemos tomar en cuenta al momento de escribir un documento que pretenda rebasar la transcripción más o menos genérica de un determinado texto o, más aún, de un tema en particular. Para este tipo de tareas, como ya se ha mencionado, las estrategias de resumen (en sus dos modalidades) la de análisis crítico y la de mapa conceptual son suficientes, pero cuando se requiere no sólo hacer una síntesis o un mapa conceptual, sino expresar, comunicar un conjunto de ideas, reflexiones o valoraciones sobre una temática o texto específico, ya no es suficiente con dichas estrategias, aunque indudablemente son de gran ayuda para elaborar un ensayo.
En realidad, no existe una receta o un conjunto de instrucciones para poder elaborar un ensayo, ya que como genero literario, su peculiaridad radica en la originalidad con que cada autor construye sus textos. Pero considerando que sea cual sea el estilo de ensayo que se pretenda elaborar, todos sin excepción deben contar con una estructura lógica, proponemos los siguientes pasos:
1. Mediante cualquiera de las estrategias anteriormente propuestas: Identificar el, propósito y el objetivo central del texto o textos sobre el cual pretende trabajar. Acotar el tema, las hipótesis o tesis centrales y evaluar los argumentos que se brindan para apoyar cada una de las tesis.
2. Con base en ello analizar las aportaciones o limitantes del autor o autores, así como las consecuencias de las hipótesis o tesis centrales
3. 3 Una vez aclarado lo anterior, se puede proceder a contrastar la posición particular que se tiene con respecto al tema o a cada uno de los autores trabajados: Para este punto, algunas de las preguntas que podrían guiar el discurso serían:
a. Estoy de acuerdo con la propuesta (es decir con las tesis o hipótesis planteadas). Por qué
b. Estoy de acuerdo con los presupuestos teóricos mediante los cuales se apoya los planteamientos anteriores.
c. Y por ultimo, una opinión sintética de lo que se ha pretendido exponer

INFORMACION Universidad del Pacífico-Perú
Pautas para la elaboración de un ensayo escolar
Por Karen Coral
Dos consideraciones iniciales son necesarias para abordar el tema de la elaboración de un ensayo escolar. En primer lugar, el tipo de ensayo al que nos referiremos es el académico, el adecuado para iniciar al alumno escolar en la reflexión humanística y científica. No aludimos al ensayo literario, cuyos propósitos y características son muy diferentes. En segundo lugar, concebimos a la elaboración del ensayo como punto culminante de un proceso de aprendizaje. En efecto, en el nivel escolar, el ensayo es el trabajo más complejo. Para estar en condiciones de escribirlo, el estudiante necesita haber completado un largo proceso preparatorio. En el cumplimiento de un programa que afiance las habilidades de redacción, los ejercicios proporcionados al alumno deberán avanzar en complejidad, hasta constituirse en recursos para la elaboración de un ensayo simple. Como se trata de un proceso de construcción de largo plazo, es conveniente iniciar la redacción de ensayos sólo a partir de tercero de secundaria, luego de que el alumno haya practicado en la elaboración de otros tipos de textos en las etapas previas.
Abordaremos aquí la secuencia de elaboración del ensayo desde la perspectiva del alumno. Este procedimiento –formulado sobre la base del texto de Carlos Gatti y Jorge Wiesse, Técnicas de lectura y redacción1– consta de cinco etapas:

1 Se fija un tema;

2 Se recolecta información;

3 Se ordena la información;

4 Se redacta un borrador; y

5 Se revisa y corrige
El trabajo puede iniciarse en clase con la distribución de un listado de instrucciones, una pauta, donde se presente al ensayo como el resultado de una secuencia de etapas. Se explican éstas brevemente y se proporciona a los alumnos ejercicios variados correspondientes a cada una de las etapas. Sólo cuando el estudiante ha logrado dominar cada paso, emprende el trabajo total: el ensayo mismo. Veamos en detalle cada paso del proceso:


La búsqueda del título. La adopción de un título adecuado permite pronosticar que el alumno conoce el tema, lo ha identificado y puede precisarlo. La principal dificultad reside en esto último: la precisión del tema. Es frecuente abordar temas muy amplios para tener mucho que decir de ellos ("escribir muchas palabras"). Si el tema está flojamente delimitado, si es muy amplio, las ideas serán superficiales, panorámicas, estarán presentadas, pero no tratadas con detenimiento. Algunos títulos que reflejan ese problema: La moda, El fútbol, "Cien años de soledad". Por el contrario, con el mismo número de páginas, un tema puede ser preciso; eso permitirá argumentar, ejemplificar todas las ideas presentadas. Títulos que reflejan una mejor capacidad de delimitación del tema son los siguientes: El uso masculino de aretes en mi generación, El campeonato postergado de Alianza Lima, La memoria y el olvido en "Cien años de soledad".

La búsqueda de la información. Es importante establecer la fuente primaria de la información. El alumno debe preguntarse si conoce el tema que va a tratar, si es fruto de su experiencia, o si, por el contrario, debe buscar información en la experiencia ajena. Aunque esta distinción no es siempre tan nítida (existen ensayos que contienen ambos tipos de información en dosis distintas), para saber dónde buscar la información, es conveniente diferenciar las fuentes. Así, en el caso de un tema de experiencia ajena, podemos sugerirle al estudiante la consulta de libros, revistas, enciclopedias, internet. En el caso de experiencia propia, las ideas están dentro del alumno; es necesario que le proporcionemos ciertas técnicas para que esas ideas aparezcan. Algunos ejemplos de esas herramientas son los agrupamientos asociativos y la lluvia de ideas.
La siguiente consideración que el estudiante debe plantearse es qué buscar. Cada tema ofrece aspectos distintos que deben ser investigados. Para hacerlo es útil recurrir a las preguntas (los lugares de búsqueda, los loci latinos: quién, cuándo, dónde, cómo). Para la búsqueda de argumentos, para la profundización de cada aspecto, es útil que el estudiante se pregunte constantemente el porqué de las respuestas obtenidas. Si lo reunido en este segundo paso adquiere grandes proporciones, será necesario un sistema de almacenamiento de datos (fichas bibliográficas, apuntes de clase, resúmenes).

Los dos primeros pasos garantizan la investigación, incluso si el tema es de opinión personal. Con esto el alumno se asegura tener "algo que decir". Muchos estudiantes no quieren escribir porque no saben cómo llenar la página en blanco. Estos dos pasos iniciales pueden solucionar el problema.

La organización de la información. El objetivo de este paso es la generación de un plan de trabajo (llamado también esquema o esbozo) a partir de la información reunida en la etapa anterior. El plan posee una estructura trimembre que es conveniente haber practicado ampliamente antes de emprender un ensayo. Esa tripartición es adecuada para los artículos de opinión, las reseñas, los comentarios de análisis literario. Veamos cada componente del plan:
La introducción ambienta al lector; usualmente consta de una breve caracterización del tema. Es una presentación general.
El cuerpo (o parte central) constituye la subdivisión de un tema en virtud de un orden. Se convertirá en el desarrollo justificado de los distintos aspectos del tema que se encontraron en la etapa anterior.
La conclusión, por lo general, es de uno de estos dos tipos: un breve resumen de los aspectos principales o el anuncio del propósito de profundizar en aquellos aspectos del tema que no fueron tratados ampliamente.
Volvamos al cuerpo del plan de trabajo. El objetivo es descomponer el tema en subtemas mediante un orden. ¿Qué orden es el más adecuado? Eso dependerá del tema elegido. Si es acerca de un problema, la subdivisión natural es causas – consecuencias – soluciones. Otros temas exigirán otras subdivisiones. Se podrá seguir un orden cronológico si se trata un suceso, o una presentación secuencial si el tema es un procedimiento. Una vez que el tema ha sido subdividido, se ordenarán los distintos aspectos encontrados en el paso anterior. Así, si el tema elegido es un problema, por ejemplo El tráfico limeño en los últimos tres años, en el cuerpo del plan deben agruparse los distintos aspectos investigados: reunir aquellos que constituyen las causas, los que conforman las consecuencias, los que presentan distintas soluciones y propuestas. Muchas veces se deberá volver al paso anterior para buscar nueva información y completar este plan de trabajo (por ejemplo: sólo hemos pensado en una consecuencia del tráfico, ¿habrá otras?).

La elaboración del texto. Sólo ahora ingresamos en lo que nuestros alumnos llaman "escribir". Este paso supone el desarrollo verbal del plan anterior. Hay que generar un texto luego de haber generado ideas para ese texto. El camino que se sigue es del plan al borrador.Mientras el plan es una lista ordenada de ideas, el borrador es un texto, un tejido de oraciones plenamente redactadas, en el cual las ideas del plan se definen, se desarrollan, se ejemplifican, se sustentan. Según la necesidad del tema y sus distintos aspectos, el alumno deberá emplear diversos tipos de párrafos. Es conveniente que los alumnos se hayan ejercitado previamente en la construcción de diferentes clases de párrafos (de definición, de clasificaciones, narrativos, descriptivos, de generalizaciones, argumentativos). Resulta útil dejar la redacción de la introducción y de la conclusión para el momento final, luego de haber expuesto (tal vez argumentado) todos los aspectos y subtemas que conforman el cuerpo del ensayo.

En busca de la versión final. Cuando el alumno cree haber finalizado su trabajo, todavía le falta un paso más. Un texto pocas veces puede llamarse acabado, es siempre perfectible. ¿Qué debe revisar un alumno en su borrador para lograr un escrito final? Los criterios son múltiples y corresponden a los propósitos particulares de cada programa curricular. Aquí se sugieren algunos criterios de uso frecuente: coherencia (referencia, conectores lógicos), claridad (precisión léxica, orden en las ideas expresadas), corrección (ortografía, puntuación, gramaticalidad). No es posible que el alumno pueda revisar todos estos factores a la vez; necesitará dos o más revisiones. Es útil fomentar que el estudiante pida que otros ojos vean su escrito (padres, otros profesores, compañeros). Si la aceptación o el rechazo de las sugerencias recibidas surge de una reflexión metalingüística del alumno, éste está mostrando un gran avance en el proceso de aprendizaje de la técnica de redacción.

Recordemos que hemos partido de la consideración de que el ensayo es un proceso; la evaluación del trabajo en etapas realizado por el alumno deberá, pues, adecuarse a esta consideración. Desde la perspectiva del profesor, eso se refleja en una evaluación del proceso y no sólo del producto.

1 Carlos Gatti Murriel y Jorge Wiesse Rebagliati. Técnicas de lectura y redacción. Lenguaje científico y académico. Lima: Universidad del Pacífico, 1998 [1992]; 152 pp. (Serie "Apuntes de Estudio", 7). Consúltese, al respecto, el capítulo 5 ("Las etapas del proceso de la redacción").




Friday, October 25, 2002

Estimados agiles...... Ya tenemos E-mail del semillero, copienlo agil18102002@msn.com este será otra forma de comunicarnos.
La próxima reunión es el viernes 1 de noviembre a las 4:PM en el CREAD tercer piso, nos acompañará la ingeniera Yolima de la vicerrectoria académica de investigación de la UFPS; la cual tendrá importantes anuncios para nuestro semillero.

No olviden llevar la pregunta. chao

Monday, October 21, 2002

Binvenidos compañeros a nuestro sitio de encuentro. Pronto todos podremos interactuar por este medio. Especial saludo a todos.